Get Social With Us

Vivienda Gràcia

El proyecto consiste en la renovación de una singular vivienda ubicada en un edificio modernista del 1932, en el emblemático barrio barcelonés de Gràcia. Se trata de un hogar de 100m2 para una pareja que trabaja mayoritariamente desde casa, con la posibilidad de formar una familia en un futuro.

 

El diseño plantea dos estrategias que otorgan una nueva identidad arquitectónica al lugar. La primera decisión del diseño establece una continuidad entre la fachada que da a la calle y el interior de manzana, mediante una sucesión de estancias de uso intercambiable, conectadas entre sí. Se trata de un concepto inspirado en las casas tradicionales japonesas. La segunda intervención pretende poner en valor y recuperar los diferentes elementos característicos de la época modernista, dando origen a una nueva atmósfera donde lo nuevo y lo antiguo entran en armonía.

 

Estructura y programa:

 

La vivienda original estaba totalmente compartimentada con pasillos y habitaciones apenas conectadas entre sí y con el exterior. La primera intención fue abrir el espacio y recuperar el techo de revoltones cerámicos, demoliendo los tabiques y falsos techos existentes. El diseño aprovecha la estructura existente del edificio, formada por una secuencia de cinco muros de carga perpendiculares a la calle, para crear un lenguaje simple y poético que genere un programa flexible.

 

Se llevaron a cabo nuevas aperturas con refuerzos estructurales, con el objeto de crear cuatro crujías que conectan la calle con el interior de manzana. La primera crujía alberga la habitación principal-vestidor-baño-galería, la segunda la sala de estar-comedor-cocina-galería, la tercera el recibidor-distribuidor-baño y la tercera las dos habitaciones para futuros niños. De esta manera, se genera una mayor percepción de amplitud visual, potenciando al mismo tiempo la ventilación natural cruzada. El proyecto busca optimizar el comportamiento energético de la vivienda, así como promover la incidencia de luz natural en las zonas más profundas del interior.

 

Todos los límites entre los diferentes espacios, a excepción de la puerta de entrada, consisten en puertas correderas de castaño que se deslizan frente las blancas paredes. Este sistema origina unos límites flexibles y difusos que dan lugar a una composición dinámica donde las estancias pueden estar relacionadas, total o parcialmente, entre sí. Cuando las puertas están cerradas, cada habitación es una entidad en sí misma, mientras que cuando las puertas se abren, cada habitación es parte de una unidad. Las puertas expanden o contraen el espacio a la vez que otorgan privacidad a los usuarios. En la cocina, unas esbeltas puertas correderas de vidrio promueven la incidencia de la luz natural desde la galería, permitiendo un aislamiento acústico en relación a la sala de estar-comedor.

 

Modernismo y materialidad:

 

El diseño pone en valor el patrimonio arquitectónico original, recuperando la identidad de los elementos constructivos del modernismo. Se restaura los revoltones cerámicos existentes y los antiguos techos con molduras, buscando una sintonía con los nuevos materiales del proyecto. La presencia de muros blancos otorga mayor luminosidad al espacio, mientras que la madera de las puertas correderas y el pavimento dan origen a una cálida atmósfera.

 

En el baño principal, los altos techos con molduras entran en armonía con el microcemento de las paredes, el pavimento y la encimera de obra. La bañera exenta se presenta como un elemento escultórico de cerámica, que sintoniza con el lenguaje formal de los boles de baño. Otro elemento característico del movimiento modernista consiste en la galería formada por arqueadas carpinterías de madera vidriadas. Dichas carpinterías, juntamente con el resto de las ventanas de la vivienda, son restauradas y pintadas de color blanco, manteniendo su singular carácter estético y poniendo en valor la memoria del lugar.

 

Arquitecto: Román Izquierdo Bouldstridge

Promotor: Privado

Ubicación: Gràcia, Barcelona

Superfície: 100 m²

Año Proyecto: 2022

Año Construcción: 2023

Fotografía: Adrià Goula